2017 CONCIENCIA Y CAMINO HACIA LA SUPERACIÓN PERSONAL.

¡¡¡¡ ESPERA UN MOMENTO !!!
Aun no estas conectado! ingresa a conectar o registrate con nosotros para que asi puedas participar en el foro activamente.

Bienvenidos a esta, vuestra casa. Espero que entre todos podemos aprender a diferenciar entre la verdad y la desinformación.

Actividad Sísmica,el mejor monitoreo de la Actividad Solar... Sin olvidar el Físico, la Mente y el Espíritu del Ser Humano.

NO PIERDAS MAS TIEMPO: REGISTRATE Y COMIENZA A PREPARARTE!!!!!
2017 CONCIENCIA Y CAMINO HACIA LA SUPERACIÓN PERSONAL.

FORO SIN FINES DE LUCRO,2017 Lo estamos viendo, sintiendo, el despertar es una realidad. En nuestro entorno, pueblo, ciudad, país, continente, planeta se están derribando estructuras que en otro tiempo hubiesen necesitados décadas.

Últimos temas

» ATENCIÓN CON ESTO "LA LIBERACIÓN DE VENEZUELA ESTA CERCA"
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyAyer a las 11:57 pm por Velociraptor

» El milagro económico chileno
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptySáb Sep 14, 2019 10:58 am por Velociraptor

»  "URGENTE": SEGUIMIENTO DE SISMOS A NIVEL MUNDIAL JUNIO 2018
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyJue Sep 05, 2019 8:10 pm por Velociraptor

» SEGUIMIENTO HURACÁN DORIA
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMiér Sep 04, 2019 9:37 pm por Velociraptor

» MONITOREO DE LA ACTIVIDAD SOLAR Y MAGNETÓSFERA 2018
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Sep 01, 2019 9:52 pm por Velociraptor

» Incendios forestales en el Amazonas avanzan a una velocidad récord
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Ago 25, 2019 10:49 am por Velociraptor

» SEGUIMIENTO CAÍDA DE ASTEROIDES
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMiér Ago 21, 2019 10:46 pm por Velociraptor

» MADONNA, LA DIOSA CUMPLE LOS 61 AÑOS
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyVie Ago 16, 2019 10:55 pm por Velociraptor

» El fantasma de Chernobyl y su ocultamiento vuelve a sacudir a Rusia tras el accidente nuclear
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMiér Ago 14, 2019 10:10 pm por Velociraptor

» Quieren asaltar el área 51, la tecnología inversa
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyJue Ago 08, 2019 6:54 pm por Velociraptor

» Psicosis por tiroteos en EEUU
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMiér Ago 07, 2019 10:52 pm por Velociraptor

» No creerías las 3 cosas espeluznantes que se encontraron en la Antartida
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyLun Ago 05, 2019 10:24 pm por Velociraptor

» Mas información acerca de un eventual EMP, Evento de Pulso Electromagnético
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Jul 30, 2019 10:56 pm por Velociraptor

» El ASTEROIDE 2019 OK Aparecio de la Nada y Casi ENTRA en la TIERRA
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Jul 28, 2019 9:30 pm por Velociraptor

» SEGUIMIENTO COPA AMÉRICA 2019
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Jul 07, 2019 9:33 pm por Velociraptor

» TORNADO EN CHINA CAUSA MUERTE Y DESTRUCCIÓN
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyJue Jul 04, 2019 10:57 pm por Velociraptor

» Eclipse solar total 02 Julio 2019
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Jul 02, 2019 8:32 pm por Velociraptor

» Cosmonauta ruso impone un nuevo récord espacial
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Jun 25, 2019 11:48 pm por Velociraptor

» EXTRAÑOS CASOS DE BRUTALES AGRESIONES Y ASESINATOS EN PUNTA CANA
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Jun 25, 2019 11:30 pm por Velociraptor

» Los motivos del apagón generalizado en Argentina y Uruguay: ¿qué se sabe hasta ahora?
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyLun Jun 17, 2019 11:37 pm por Velociraptor

» Una "explosión sospechosa" cerca de la frontera entre China y Corea del Norte causa un terremoto
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyLun Jun 17, 2019 10:13 pm por Velociraptor

» Enigma científico tras increíble hallazgo: encuentran misteriosa y enorme masa metálica enterrada en la cara oculta de la Luna
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Jun 11, 2019 9:24 pm por Velociraptor

» Hace 30 años un ciudadano chino se enfrentó a un tanque
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Jun 04, 2019 11:18 pm por Velociraptor

» YouTube y otros servicios de Google sufren una caída a nivel mundial
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Jun 02, 2019 10:58 pm por Velociraptor

» SORPRESIVO E INUSUAL TORNADO SACUDE EL SUR DE CHILE
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyVie Mayo 31, 2019 8:01 pm por Velociraptor

» FUERTE SISMO SACUDE EL NORTE DE PERÚ
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Mayo 26, 2019 9:50 pm por Velociraptor

» Rescatan a joven que desapareció mientras practicaba windsurf en la bahía de Pichidangui
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyLun Mayo 20, 2019 10:25 pm por Velociraptor

» PILOTO ATERRIZA CON MAESTRIA AVIÓN CON PROBLEMAS EN TREN DE ATERRIZAJE
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Mayo 12, 2019 10:04 pm por Velociraptor

» EVO MORALES SE CONVIERTE EN DICTADOR
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyLun Abr 29, 2019 9:27 am por Velociraptor

» Dos aviones casi chocan cerca de Aeroparque en Argentina
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyJue Abr 25, 2019 11:31 pm por Velociraptor

» Registran por primera vez en la historia un terremoto en Marte
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Abr 23, 2019 11:39 pm por Velociraptor

» CRISIS EN CUBA: ¿LA NUEVA VENEZUELA?
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Abr 23, 2019 12:09 am por Velociraptor

» HEMOS NOMBRADO NUEVA MODERADORA A CRISTAL!!!
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyLun Abr 22, 2019 12:02 am por Velociraptor

» ATENTADO EN SRI LANKA: 270 MUERTOS Y MAS DE 400 HERIDOS
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Abr 21, 2019 10:56 am por Velociraptor

» Seis muertos tras caer una avioneta sobre una casa en Chile
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Abr 16, 2019 11:23 pm por Velociraptor

» La temida y destructiva bomba de racimo
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Abr 14, 2019 11:16 pm por Velociraptor

» Top 3 mejore Fuerza aerea de Latinoamerica
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Abr 14, 2019 10:59 pm por Velociraptor

» ¿Quien gana en un combate, un F16 Bock 70 o un F35
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Abr 14, 2019 10:54 pm por Velociraptor

» NOTICIAS PERÚ
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Abr 14, 2019 3:44 pm por Velociraptor

» AHORA ES EL MOMENTO, LA LIBERACIÓN DE VENEZUELA HA LLEGADO
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyJue Abr 04, 2019 5:35 pm por Velociraptor

» México: El volcán Popocatépetl registra una de sus explosiones más grandes de los últimos años
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyMar Mar 19, 2019 10:11 pm por Velociraptor

» Reaparecen los retos: El aterrador reto del momo y su inminente peligro
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyJue Mar 14, 2019 10:47 pm por Velociraptor

» Alertan sobre peligroso cotillón inflamable
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyJue Mar 14, 2019 10:02 pm por Velociraptor

» Se estrella un avión de pasajeros Boeing 737 de Etiopía cuando volaba a Kenia, 157 muertos
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyDom Mar 10, 2019 2:00 pm por Velociraptor

» El amor cambia el cerebro
Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra . EmptyLun Ene 21, 2019 10:05 pm por Francurbaki

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


Hubieron 3149 usuarios en línea en la fecha Vie Dic 07, 2012 3:11 am

Palabras claves

TRADUCTOR


Los posteadores más activos de la semana


    Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra .

    Admin
    Admin
    Administrativo
    Administrativo

    Mensajes : 12816
    Fecha de inscripción : 15/08/2011
    Edad : 51
    Localización : Bs.As.Argentina.
    25122011

    default Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra .

    Mensaje por Admin

    Con un ojo en el cielo y otro en la Tierra
    Los
    científicos alertan sobre las consecuencias de una tormenta solar y
    restan importancia a la mano del hombre en el cambio climático
    El pasado 23 de septiembre, todo el planeta seguía con atención la
    trayectoria del Upper Atmosphere Research Satellite (UARS), una satélite
    lanzado por la NASA hace dos décadas que en 2005 comenzó a
    descontrolarse después de 14 años investigando la atmósfera terrestre.
    Las probabilidades de que alguno de sus fragmentos no se quemara al
    entrar en contacto con la atmósfera y pudiera caer sobre una zona
    poblada del globo eran remotas, pero existían. Sin embargo, parece que
    finalmente, los pocos restos sólidos del satélite se precipitaron sobre
    el Océano Pacífico. Pocas semanas después un caso similar volvió a
    llamar la atención de la opinión pública hasta el punto de plantearse en
    qué medida influye la actividad solar en la vida útil de los satélites
    que circundan la tierra para dar servicio al ser humano. Las
    primeras investigaciones no hallaron ninguna relación entre la estrella
    principal y la caída de ambos artefactos. Al parecer, como en tantos
    otros casos, su vida útil finalizó y, tras años convertidos en basura
    espacial, terminaron por precipitarse. Sin embargo, y pese a no haber
    tenido tanta trascendencia, casi al mismo tiempo, especialistas de
    diferentes países alertaban al mundo sobre el inminente
    desencadenamiento de dos potentes tormentas solares. En Rusia, incluso,
    el aviso llegó a suponer el refuerzo de la seguridad de las centrales
    nucleares ya que, de producirse ese fenómeno, el mundo en el que
    habitamos podría verse seriamente afectado.
    Dos enormes manchas
    solares en la superficie del astro Rey pusieron sobre aviso a la
    comunidad internacional. Su aparición, la actividad magnética, y otros
    datos relacionados con estos fenómenos siguen un ciclo que dura once
    años. Según explica el director del departamento de Física General y de
    la Atmósfera de la Universidad de Salamanca, Moisés Egido, ese fenómeno
    no es otra cosa que una perturbación temporal de la magnetosfera
    terrestre asociada a una eyección coronal lo que desata una onda de
    choque que llega a la Tierra entre 24 y 36 horas después del suceso con
    mayor o menor intensidad.
    La erupción solar tarda solamente ocho
    minutos en llegar a nuestro planeta y, pese a tratarse de la fase
    inicial de la tormenta, la radiación electromagnética que desprende
    puede llegar a interrumpir las comunicaciones dado que se extiende hasta
    alcanzar las órbitas de los satélites, alterándolas y pudiendo originar
    su caída a la superficie de la Tierra.
    La segunda fase, conocida
    como Tormenta de Radiación, es un bombardeo de Rayos X que puede quemar
    los circuitos eléctricos y dañar a las personas expuestas a pesar de
    que la atmósfera y la magnetosfera actúan de escudos para evitar este
    tipo de efectos. Finalmente, la tercera etapa y, sin duda, la más
    perniciosa de una tormenta solar, es la eyección de masa coronal que
    puede dañar los satélites, todos los transformadores eléctricos por los
    que pase electricidad y afecta a las comunicaciones en todo el planeta
    en el caso de estar orientada hacia el sur.
    De un tiempo a esta
    parte, los medios de comunicación se han hecho eco de una profecía de la
    cultura Maya que asegura que la tierra que habitamos dejará de existir
    tal y como la conocemos dentro de poco menos de un año, el 21 de
    diciembre de 2012. Dependiendo de quién lo interprete, el final se
    adivina catastrófico o como parte de la transición a un nuevo estado que
    no implica necesariamente la desaparición de la raza humana. Hasta esa
    fecha no conoceremos si aquella civilización estaba en lo cierto pero,
    mientras albergamos la esperanza de que se equivoquen, no podemos dejar
    de observar la forma en que de un tiempo a esta parte se comporta el
    planeta porque algunos de los fenómenos que lo sacuden nos tocan muy de
    cerca. Tras ser testigos de tsunamis o temibles temblores de tierra,
    algunos apuntan que lo que está por golpearnos es una tormenta solar de
    dimensiones incluso mayores que la más grande hasta la fecha
    documentada, la de 1859, que estuvo precedida por la aparición en el Sol
    de un grupo numeroso de manchas solares de una magnitud tan grande que
    se podían ver a simple vista y desencadenó posteriormente una reducción
    del ozono estratosférico de un cinco por ciento, de la que el planeta
    tardó aproximadamente cuatro años en recuperarse.
    Consecuencias catastróficas
    Las
    consecuencias, sin embargo, serían hoy devastadoras porque a mediados
    del siglo XIX el mayor avance tecnológico que había experimentado el ser
    humano, el telégrafo, aún se encontraba en pañales. El 1 de septiembre
    de aquel año el Sol emitió una inmensa llamarada, con un área de
    fulguración asociada que durante un minuto emitió el doble de energía de
    la que es habitual. Tan sólo 17 horas y 40 minutos después, la eyección
    llegó a la Tierra con partículas de carga magnética muy intensa. El
    campo magnético terrestre se deformó, lo que favoreció la entrada de
    partículas solares hasta la alta atmósfera que provocaron extensas
    auroras boreales e interrupciones en las redes de telégrafo. Si pasara
    hoy en día, los satélites artificiales dejarían de funcionar, las
    comunicaciones de radio se interrumpirían, los apagones eléctricos
    tendrían proporciones continentales y los servicios quedarían
    interrumpidos durante semanas aunque los más agoreros creen que pasarían
    años hasta recuperarse de nuevo del todo. De ahí que se atrevan a
    hablar de ‘La tormenta del fin del mundo’.
    Según los registros
    obtenidos de las muestras de hielo una fulguración solar tremendamente
    destructiva no se ha produce desde hace 500 años, aunque sí se dan
    tormentas relativamente fuertes cada 50 años y lo cierto es que la
    última tuvo lugar el 13 de noviembre de 1960.
    Para Moisés Egido,
    no existen en la actualidad conocimientos tan profundos sobre el Sol
    como para establecer con precisión la llegada de una tormenta de una
    magnitud tan brutal aunque, de producirse, opina, tendría consecuencias
    incalculables ya que “el mundo no está preparado para una tormenta solar
    de grandes dimensiones”. “Con esto pasa como con las riadas; cuando la
    naturaleza se desata es difícil de parar”, añade. Creen los expertos que
    una gran tormenta solar tendría graves consecuencias para la
    civilización actual dado que, entre otros muchos daños, los rayos
    cósmicos erosionan los paneles solares de los satélites artificiales y
    reducen su capacidad para generar electricidad.
    Lo único cierto
    es que la tierra lleva tiempo avisando. El ser humano está acostumbrado a
    la contaminación electromagnética con la que convive desde que el mundo
    es mundo. A pesar de que el hombre está, desde siempre, aclimatado a
    las oscilaciones, las variaciones del campo magnético pueden provocar
    cambios en los seres humanos que afectan al comportamiento, al sistema
    inmunológico y celular además de repercutir sobre la sangre o el sistema
    nervioso. Cuando se produce una tempestad magnética los valores del
    campo magnético terrestre, que cambia de unos lugares a otros, se
    disparan. Se conocen casos de personas con el sistema inmunológico
    prácticamente anulado al estar, sin saberlo, en zonas de alta
    concentración electromagnética. Esa carga la determina la Red Hartmann,
    una cuadrícula invisible de energía que envuelve todo el planeta y cuyos
    cruces pueden resultar negativos para la salud. Tan negativos como las
    fallas geológicas, las corrientes telúricas, las aguas subterráneas o la
    propia radiación generada por la electricidad natural. Ese elemento,
    considerado como ‘el sistema nervioso de la Tierra’ está constituido
    tanto por las energías telúricas y electromagnéticas propias del planeta
    (endógenas) como por las energías y radiaciones cósmicas que él refleja
    o refracta (exógenas).
    Menos influencia humana
    La
    actividad solar de los últimos tiempos unida a la enorme evolución
    tecnológica ha dado pie a multitud de trabajos que permiten establecer
    otras hipótesis más fiables y ciertamente rupturistas. Casi todas
    coinciden en apuntar que, pese a lo que se nos está ‘vendiendo’, la
    influencia del ser humano en el cambio climático no es tan determinante
    como el denominado ‘lobby ambientalista’ nos quiere hacer ver. Los
    miembros del colectivo al que algunos llaman ‘maquinaria del terror
    financiero’ prefieren guardar silencio sobre la teoría de la
    contribución solar indirecta al cambio climático. Entretanto, ante cada
    cumbre del clima como la celebrada en Durban hace solo unos días, el
    mundo pone sus ojos en países como Estados Unidos o China, incapaces de
    adaptarse al protocolo de Kyoto, o se asombra con la reacción de Canadá,
    una de las naciones aparentemente más preocupadas por el medio
    ambiente, que acaba de romper con esa normativa puesto que, según
    lamenta, le impide seguir adelante con la explotación de sus yacimientos
    petrolíferos con garantías. Ven en su actitud, una forma de mirar hacia
    otro lado para seguir emitiendo sin control gases nocivos a la
    atmósfera.
    Dejando claro que ese proceder es censurable, es
    cierto que una parte de la comunidad científica avala con sus
    investigaciones hipótesis fiables y muy válidas en torno a lo que ha
    dado en llamarse el calentamiento global que nada tienen que ver con la
    intercesión humana. Dado que los fenómenos producidos por ciclos
    solares, “siempre existieron y siempre existirán”, la economía mundial,
    afirman los sectores críticos, “ha despilfarrado billones de dólares en
    un esfuerzo completamente inútil para reducir las emisiones de CO2”.
    Moisés Egido reconoce que “cada vez hay más voces disonantes que
    consideran que se ha magnificado el efecto antrópico, cuando realmente
    hay causas naturales que podrían justificar en buena medida los cambios
    de clima”. De forma paralela también reconoce que tampoco se puede
    perder la referencia de que el ser humano “contamina seriamente el
    planeta”.
    Según parece, es el Sistema Solar en su conjunto el que
    se está calentando. Es la consecuencia de estar entrando en una zona de
    la galaxia altamente energética; un área del espacio interestelar que
    contiene una gran cantidad de partículas derivada de lo que puede haber
    sido la explosión de una estrella. La teoría se refuerza tras conocer el
    resultado de recientes experimentos llevados a cabo en la Organización
    Europea para la Investigación Nuclear (CERN) que permiten establecer una
    correlación entre la radiación cósmica y la nubosidad del planeta. Este
    aspecto modificaría sustancialmente la teoría del cambio climático, que
    además de ser dependiente de causas orbitales (excentricidad y
    oblicuidad de la órbita de la Tierra alrededor del Sol), ahora vendría
    también determinado por la radiación cósmica de manera que el
    paralelismo entre los rayos cósmicos interestelares y el calentamiento
    global “está basado en los hechos, no en suposiciones”. Y de esa
    relación surgen resultados todavía más sorprendentes que desterrarían
    casi de forma definitiva la vinculación entre la concentración de los
    gases atmosféricos y las anomalías de la temperatura. El más impactante
    llama la atención sobre que la Tierra ha sido mucho más cálida en épocas
    pasadas. El CO2 ha estado en niveles mucho más altos en épocas
    prehistóricas que en el presente, por lo que, lo que ocurre actualmente
    en la Tierra es que atraviesa uno de los ciclos naturales de nuestro
    sistema solar. Multitud de informes avalan la teoría de que todo el
    Sistema Solar está pasando por un calentamiento similar al de nuestro
    planeta. Junto a eso también se apunta a los rayos cósmicos y al sol
    como verdaderos controladores del clima dominante en la Tierra hasta el
    punto de que de los propios rayos del Cosmos surgen moléculas que, ya en
    la atmósfera terrestre, pueden crecer y sembrar nubes. Estarían, por
    tanto, enfriando el globo.
    Otros estudios más extremos, pero
    igual de profundos, subrayan que el incremento en la intensidad de la
    radiación solar en los últimos años no es otra cosa que la antesala de
    un hecho todavía más sorprendente. Dado que los ciclos de mínima
    intensidad son precedidos por otros de intensidad máxima, algunos
    vaticinan como probable que, en un periodo de entre nueve y doce años,
    el mundo comience a enfrentarse a una glaciación.
    Sin embargo, no
    hace falta mirar al cielo para darse cuenta de que la tierra es un ser
    vivo que no deja de moverse. Bien lo saben en de El Hierro, donde aún
    son visibles las consecuencias de una actividad volcánica inusitada que
    obligó a desalojar una parte de la isla canaria que todavía permanece en
    alerta.
    ‘Normalidad’ en Canarias
    Pese
    a la espectacularidad del fenómeno, el profesor de Petrología y
    Geoquímica de la Universidad de Salamanca, Juan Carlos Gonzalo Corral,
    considera que lo que está pasado en Canarias es “una actividad normal”
    porque el archipiélago es de origen volcánico “y lo corriente es que
    haya energía”. En la escala de tiempo desde el punto de vista humano las
    erupciones subterráneas como la de El Hierro son “hechos puntuales”
    aunque en lo relativo al tiempo geológico “son fenómenos prácticamente
    continuos y habituales por el tipo de constitución de la zona”.
    La
    observación de los gases salidos al exterior y las evidencias sísmicas
    ofrecen datos que permiten establecer que el volcán subacuático herreño
    solo mide unos centenares de metros sobre una de las laderas de la isla.
    La mayor parte se encuentra sumergida y no representa peligro.
    La
    evolución histórica de este tipo de fenómenos demuestra que lo que pasa
    en la actualidad es similar a lo ocurrido en los últimos años por lo
    que la de El Hierro “no debería ser una erupción muy diferente a las
    últimas históricas”. En 1971, recuerda Gonzalo, hubo una parecida en La
    Palma. Tampoco en Tenerife, presidida por El Teide existe, a juicio del
    profesor de la Usal, un peligro inminente. Las erupciones de los siglos
    XVI y XVIII fueron relativamente pequeñas “y no hay evidencias para
    pensar que pudiera suceder algo más importante”.
    El único
    precedente tan preocupante como improbable tuvo lugar en Lanzarote en el
    siglo XVIII cuando sí se produjo una gran erupción del Timanfaya tras
    la que desaparecieron nuevo pueblos y, durante seis años, la lava se
    extendió por la parte sur hasta cubrir un cuarto de la isla y llenar los
    valles de cenizas volcánicas.
    Pese a lo llamativo de aquella
    circunstancia, lo que sucede en el archipiélago canario forma parte de
    la dinámica habitual de cada zona del planeta. Así, en países como
    Turquía, Haiti, Japón o Chile la actividad sísmica de terremotos tiene
    que ver con el movimiento de placas mientras que en El Hierro está
    relacionada con las oscilaciones del magma que se genera a 20 kilómetros
    de profundidad y que sale en dirección a la superficie. Por ese motivo
    la intensidad de los terremotos es mucho más pequeña. Esos temblores no
    son sino el aviso de que el magma emerge y, por tanto, la erupción es
    inminente. Además, la deformación del terreno o las mediciones de gases
    como el azufre junto a los cambios de temperatura también evidencian que
    la tierra está a punto de moverse.
    Sin consecuencias tan
    llamativas ni perjudiciales como las causadas en 2010 por el volcán
    islandés Eyjafjallajkull lo que sucede en El Hierro está lastrando a
    parte de la flota pesquera, amarrada hasta nueva orden, y al comercio de
    La Restinga, el pueblo en cuya costa la naturaleza está alumbrando un
    nuevo pedazo de tierra y ensanchando la superficie de la isla mientras
    la población sigue mirando de reojo sin fiarse del todo de quienes
    aseguran que allí nada debería ir a mayores.
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


    _________________
    "Hago más caso del testimonio de mi conciencia que de todos los juicios que los hombres hagan por mí."
    Mail:
    [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]
    Compartir este artículo en : diggdeliciousredditstumbleuponslashdotyahoogooglelive

    Sin Comentarios.


      Fecha y hora actual: Mar Sep 17, 2019 3:16 am